Criptomonedas: Ilegales pero funcionales

Bolivia es uno de los cuantos países de la región que han catalogado a las criptomonedas como activos especulativos que carecen de reconocimiento como moneda de curso legal.

 

De esta manera, la Resolución de Directorio No. 144/2020 de 15 de diciembre de 2020 emitida por el Banco Central de Bolivia (“BCB”) prohíbe a las entidades financieras el uso, comercialización y negociación de criptoactivos en el sistema de pagos nacional, prohibiendo además la asociación y vinculación de Instrumentos Electrónicos de Pago autorizados por el BCB a criptoactivos.

 

Esto implica que para las entidades financieras el uso de criptomonedas es sancionable, sin embargo, deja un espacio no regulado respecto a las personas privadas que quieran utilizarlas como métodos de ahorro, especulación, compra-venta y otros, que podría resultar más rápido y económico que la utilización de una moneda nacional.

 

El Bitcoin que es considerada la criptomoneda más importante, tiene como sus características principales la descentralización, transparencia, rapidez, valor determinado por la oferta y la demanda, entre otras. Ésta fue creada como una moneda digital alternativa a la de los Bancos Centrales para que las personas pueden realizar operaciones comerciales con total independencia a las entidades fiscalizadoras estatales.

 

En un inicio se pensaba que el Bitcoin era solamente utilizada por criminales que querían evadir a los órganos del Estado al realizar operaciones de compra-venta de mercadería ilegal, no obstante, al verse adoptada por cada vez más personas alrededor del mundo su aceptación creció y hoy en día la mayoría de los países desarrollados la aceptan como método válido para realizar operaciones comerciales.

 

Las criptomonedas tienen ventajas indiscutibles en su implementación. El Salvador, por ejemplo, supo aprovechar el envío de las remesas del exterior que representan más del 20% de su PIB para que los beneficiarios puedan utilizarlas sin altas comisiones a los Bancos y de disposición inmediata. Tomando en cuenta la volatilidad del valor del Bitcoin es importante recalcar que el precio que representa en moneda local puede variar significativamente en cualquier momento.

 

Otras legislaciones están buscando la manera de recaudar impuestos de las ganancias generadas por las transacciones en Bitcoin, como es el caso de Brasil y Estados Unidos. Esto es otro paso esencial para aceptar su potencial como un activo que puede generar recursos adicionales a las arcas del Estado.

 

En Bolivia, a pesar de la prohibición que existe en su uso por entidades financieras, los privados la utilizan aprovechando su funcionalidad. En comparación a otras legislaciones, Bolivia podría estar desperdiciando el increíble potencial de las criptomonedas para generar mayores recursos sin poner en riesgo la seguridad económica nacional.

 

Finalmente, empresas como Visa y Mastercard ya han anunciado la incorporación de tarjetas de débito y de crédito para criptoactivos, esto significará una funcionalidad adicional para las personas que buscan comprar bienes y servicios con estos activos. Vale la pena replantear los beneficios que puede traer la descentralización económica a las familias y cómo esto aporta en el desarrollo de tecnologías a nivel nacional que aportan en la calidad de vida, generación de empleo y, principalmente, la libertad económica.

 

André Luis Tejerina Queiroz

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.